RECUPERAMOS EL DERECHO AL AUTOCONSUMO

17 Octubre 2018 Eficiencia Energética

El pasado 5 de octubre la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, comunicó al fin la derogación del conocido como “impuesto al sol” apenas tres años después de su entrada en vigor. Este impuesto suponía para el autoconsumo de energía una serie de trabas y peajes que desalentaron la instalación de placas fotovoltaicas en nuestro país y ralentizaron el crecimiento de esta energía renovable.

El “impuesto al sol” establecía cargos económicos por cada kilovatio producido y por placa solar instalada, además de prohibir expresamente el uso compartido de instalaciones fotovoltaicas, lo que dificultaba enormemente el autoconsumo en un país en el que una gran cantidad de la población vive en bloques de vecinos.

Con la derogación del impuesto se busca paliar “el retraso de España en esta materia”, dado que se trata del país más soleado de Europa pero que se encuentra muy por detrás de otros países como Alemania, donde existen un millón de instalaciones frente a las mil que hay en España.

Se estima que la energía fotovoltaica es la mejor opción hoy en día para que los particulares y las empresas alcancen la independencia energética. Esta energía renovable es la más usada en el autoconsumo en Europa, siendo una importante fuente de energía en países comunitarios como Holanda, Bélgica, Italia, Dinamarca o Alemania. Además, se espera que esta actividad genere un alto número de empleos debido al aumento de la demanda de instalaciones y que también repercuta a la baja en el precio de la electricidad que deben pagar los hogares no autosuficientes debido a la bajada de la demanda.

Desde MARWEN Ingeniería celebramos esta decisión totalmente necesaria para continuar con el desarrollo de las energías renovables, concretamente la solar, en nuestro país. Esperamos que el autoconsumo sea una realidad cada vez más extendida en nuestro país y podamos seguir trabajando por una sociedad más sostenible.

Compartir